Internet

¿Problemas con el WiFi?

16 marzo, 2016
Untitled design (1)

¿Cuántas veces te has peleado con los routers inalámbricos? ¿Conoces la sensación de estar disfrutando de una película en tu smart tv y que se te “cuelgue” cada dos por tres? En Las Nuevas Tecnologías sí y por eso queremos compartir contigo una serie de consejos a poner en práctica cuando la conexión WiFi se ponga tonta.

Antes de contactar con el operador que nos provea la conexión a Internet tenemos que hacer una serie de comprobaciones para ver dónde está la incidencia. Lo primero es comprobar que el router esté bien ubicado. Nada de ocultarlo por miedo a que estropee la decoración de nuestra casa. El router tiene que estar colocado de tal forma que no interfiera en la señal que emite. Los expertos nos aconsejan colocar los routers inalámbricos en el centro exacto de nuestras casas para que la señal llegue con la misma intensidad a todos los rincones. Recuerda que tienen que estar cerca de la toma de teléfono o fibra óptica.

routers inalambricos

Hablábamos antes de la televisión en streaming, cada vez más demandada. Esta nueva forma de consumir productos audiovisuales requiere un volumen de datos de descarga muy elevado. Para evitar que se nos cuelgue o que la señal sea débil, lo mejor es recurrir a la conexión Ethernet si nos resulta posible. La inalámbrica la dejaremos preferiblemente para las tabletas y los móviles. Recuerda que, aunque al ir a comprar un router wifi elijamos el mejor modelo, nuestro operador sólo nos garantizará un ancho de banda determinado. De hecho, para garantizan un buen ancho de banda, muchas personas con casas cuya extensión se lo permite están optando por colocar tomas Ethernet en las plantas superiores y en los sitios donde se ubican el televisor y el ordenador.

Aunque seguramente nunca se te haya pasado por la cabeza, no coloques el router en la cocina o el baño. ¿Por qué? Pues porque el microondas y los espejos del baño interfieren en la señal inalámbrica. Los primeros se valen de la banda de los 2,4 GHz, la misma que emplean los routers para transmitir la señal. Por su parte, los espejos hacen que la señal rebote y no llegue a donde tiene que llegar. Lo mismo pasa con las paredes de hormigón o ladrillo, que se comen la señal provocando que pierda mucha fuerza.

routers inalambricos

Ten en cuenta que el router que nos da nuestro operador cuando firmamos el contrato no es precisamente uno de los mejores del mercado. Por eso, si la velocidad de conexión en tu casa no es consistente puedes hacerte con un router 802.11ac. La ventaja de esta tecnología es que orienta las emisiones, gracias a varias antenas, en la dirección de los dispositivos conectados distribuyendo varios canales de forma paralela. De todas formas, lo normal es que estos routers 802.11ac. sólo sean más rápidos que los actuales si están en la misma habitación que el dispositivo al que proporcionen señal. Por último, algunos routers nos dan la posibilidad de ajustar la potencia desde su interfaz de configuración. Se trata de reducir la intensidad de la señal cuando estemos muy cerca del dispositivo. En función de los modelos, este valor vendrá o no ajustado por defecto al 100% de potencia. Para modificarlo iremos a la configuración web del router y buscaremos en la sección de configuración inalámbrica una opción similar a Transmit Power.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR