Otros temas

¿Es lo mismo un espacio de coworking que un centro de negocios?

4 marzo, 2016
Untitled design (5)

En Las Nuevas Tecnologías ya te comentamos en alguna ocasión que en España está proliferando un nuevo modo de trabajar. Es el caso de los centros de coworking de Barcelona o Madrid, las dos grandes ciudades donde más ejemplos estamos viendo. En otra entrada ya te explicamos en qué consiste esta forma de trabajo colaborativo. En esta, queremos detenernos en las diferencias entre los espacios de coworking y los centros de negocios. Se trata de dos modalidades de trabajo similares desde un punto de vista formal pero a las que separan algunas cuestiones.

Para poder hablar de coworking ha de darse un requisito imprescindible: una atmósfera orientada a la cooperación y la colaboración. Lo decimos porque no todos los profesionales que alquilan un lugar de trabajo están interesados en hacer coworking. Cuando la única motivación es reducir gastos y trabajar fuera de casa se recurre a un centro de negocios. Por lo tanto, tenemos que distinguir bien entre los tres tipos de espacios compartidos que existen: centro de coworking, centro de negocios con coworking y oficina compartida. El primero es un espacio, generalmente abierto, donde determinados profesionales forman una comunidad. Es un espacio estructurado de forma horizontal y donde no existen jerarquías. De hecho, son los coworkers los que gestionan el espacio. Sí que es verdad que el fundador puede imprimir su propia filosofía al abrir el centro, pero después son los coworkers los que irán perfilándola. En estos centros se suelen convocar reuniones cada cierto tiempo para fomentar el networking y propiciar la sinergia entre los coworkers. Obviamente no hay un grado de compromiso predeterminado a la hora de participar en las actividades que se promuevan por ejemplo en un espacio de coworking en Barcelona. De todas formas, es interesante sumarse a los planes y acciones colectivos de cara a fomentar la colaboración y el intercambio de conocimientos e ideas. Actividades que también ayudan a reforzar el sentimiento de comunidad en estos espacios.

coworking Barcelona

En el caso del centro de negocios con coworking, hablamos de un modelo mixto, a caballo entre lo anterior y el centro de negocios al uso. Lo que se hace es destinar parte del centro de negocios tradicional a freelancers. Estos lo alquilan usando además las instalaciones del centro. Los usuarios pueden disfrutar de todos los servicios que precisen para desempeñar su actividad diaria. A diferencia del espacio de coworking propiamente dicho, en este espacio el centro no se implica en las relaciones o sinergias que se puedan establecer entre los profesionales.

coworking Barcelona

Nos queda la oficina compartida. En situaciones en las que, por ejemplo, se acomete una reducción de personal puede dejar de ser rentable contar con una oficina entera. Se recurre entonces a soluciones para compartir gastos. Se trata de ofrecer espacios de trabajo a profesionales independientes a cambio de una cuota fija. No existe en ningún caso la intención de fomentar la colaboración entre las personas que alquilan espacios en la oficina. Como ves, el coworking es la opción más enriquecedora aunque para exprimir al 100% todas sus posibilidades hay que mantener una actitud abierta y colaborativa entre los coworkers.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR