Otros temas

El coworking, una tendencia al alza

10 febrero, 2016
Untitled design

Es innegable que los espacios de trabajo están cambiando, que las oficinas de hoy ya no son como hace 30 años y que van apareciendo nuevas formas de organización que desplazan a las tradicionales. Una de las tendencias que pisa con más fuerza es el coworking, los espacios de trabajo cooperativo, concepto muy ligado a lo que conocemos como “economía colaborativa”.

Poco a poco, los centros de coworking se han convertido en la principal opción para muchos emprendedores, startups y autónomos cuando dan el paso de poner en marcha su negocio. España lidera el ranking europeo en lo que a espacios de trabajo colaborativos se refiere. De hecho, en solo dos años han abierto 199 áreas espacios de coworking en nuestro país. La plataforma Coworking Spain, dirigida a fomentar esta cultura, tiene registrados a día de hoy más de 1.000 centros de este tipo, cifra que convierte a España en uno de los países más influyentes a la hora de promover esta nueva forma de trabajar.  De los 7.800 espacios colaborativos que hay hoy en el mundo, 2.430 están en Europa. En España más de 7.000 trabajadores autónomos, freelancers y startups han apostado ya por una oficina compartida. La mitad de estos espacios se reparten entre Madrid y Barcelona. Le siguen Valencia (6% de los espacios) y Sevilla (3%).

espacios de trabajo

España en uno de los países más influyentes a la hora de promover el coworking.

 

Las ventajas del coworking son múltiples. La primera y más obvia es la económica. Los emprendedores pueden acceder a una oficina asequible y con muchas facilidades. Además, estos lugares facilitan la tarea de tejer una red solvente de contactos profesionales. Los espacios de coworking son, en definitiva, espacios para conectar, muy alejados de las oficinas convencionales.

Los próximos 20 y 21 de mayo en Barcelona se celebrará la 5ª edición de la Coworking Spain Conference, la cita de coworking más importante de nuestro país. Una muestra más de que estamos hablando de un fenómeno global que gana cada vez más adeptos.  La mayoría de los coworkers son profesionales que sólo necesitan un portátil, un teléfono y una buena conexión a Internet para desempeñar su trabajo. Hablamos por ejemplo de programadores, diseñadores, community managers, periodistas, comerciales o consultores. Aunque pueda parecer que estas necesidades las tenemos cubiertas en casa, el espacio de trabajo colaborativo aporta un gran valor añadido: la oportunidad de estar con otros profesionales.

espacios de trabajo

El coworking facilita la conciliación de la vida familiar y profesional.

Otra de las ventajas del coworking es la flexibilidad de uso. Estos espacios ofrecen diferentes planes según las horas que necesites. Además no suelen requerir contratos largos. Por supuesto tendrás tu espacio propio donde trabaja, reunirte con tus clientes o realizar presentaciones. Además de todo lo anterior, estos espacios facilitan la conciliación de la vida familiar y profesional. No estamos sujetos a unos horarios tan inflexibles como en las oficinas al uso y podemos organizar nuestro día con más libertad.

Hay ciertos puntos negativos del coworking pero que se pueden solventar con facilidad. Por ejemplo, el ruido que puede suponer tener gente a tu alrededor haciendo un trabajo diferente al tuyo. Algo que con unos auriculares y un poco de música relajante puedes solucionar.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR