Internet

Consejos para proteger nuestro correo electrónico

22 septiembre, 2015
Proteger nuestro correo electrónico

Hace ya muchos años que el correo electrónico superó con creces al ordinario. De hecho, para muchos expertos en tecnología, esta herramienta caerá en desuso muy pronto. Sin embargo, son millones y millones las personas que lo siguen utilizando diariamente para todo tipo de gestiones. Por eso, desde Las Nuevas Tecnologías nos gustaría aprovechar el siguiente post para daros unos pequeños trucos para mantenerlo a salvo de cualquier peligro.

Una de las principales amenazas que puede sufrir nuestro correo es la entrada de virus que infecten nuestros ordenadores, poniendo en grave riesgo toda la información que allí guardamos. Por eso, además de contar con un buen programa antivirus, hemos de seguir ciertas pautas que permitan que nuestro equipo esté completamente seguro.

Es muy habitual que al mail nos lleguen regularmente mensajes que personas o remitentes que son desconocidos. En estos casos es muy importante que no ejecutemos ninguno de los archivos que vengan adjuntos, ya que podría desencadenar una infección en nuestro disco duro.

Proteger nuestro correo electrónicoDel mismo modo, es posible que cuando recibimos un correo electrónico de un remitente desconocido o no seguro, nos aparezca en el mensaje un enlace incrustado. Al igual que en el caso anterior, jamás deberemos pincharlo ya que no resultan nada confiables.

Tienes que tener muy presente que ningún banco, caja de ahorro o entidad de crédito pide información confidencial vía mail. Por eso, aunque nos parezca que el mensaje es real, no hemos de facilitar dato alguno, ya que es habitual que sea un claro caso de “phishing” (falsificación de la web y redirección a través de un enlace).

Otro punto que hemos de tener muy presente es habilitar lo que se conoce como filtro anti-spam, independientemente del proveedor que tengamos, como por ejemplo Hotmail. De esta manera, todos los mensajes “sospechosos” serán colocados en una carpeta donde no nos molestará.

Una buena táctica que podemos seguir es crear varias cuentas diferentes de correo. Así, podemos tener una exclusivamente para información profesional o importante y otra u otras para darnos de alta en ciertos servicios secundarios o menos importantes. Utiliza proveedores diferentes para cada opción, como por ejemplo Gmail.

Un aspecto que nunca deberemos olvidarnos ni pasar por alto es la importancia de una buena contraseña, que sea segura y a prueba de  intromisiones. Las características básicas son que tenga diez o más caracteres, incluyendo mayúsculas, minúsculas, números y símbolos especiales. Acuérdate que en cada cuenta que tengas deberás utilizar una diferente.

Tampoco deberemos acceder a Outlook o nuestra cuenta desde equipos públicos, ya que correremos un riesgo muy alto de que nuestro correo se infecte. Ocurre lo mismo con las redes Wi-Fi públicas, que pueden capturar nuestras contraseñas al ser utilizadas.

Proteger nuestro correo electrónicoA la hora de enviar un mensaje masivo, es decir a muchos contactos, acostúmbrate en utilizar la copia oculta (CCO), protegiendo las direcciones de todos tus destinatarios.

Como habrás podido comprobar, todos estos consejos de seguridad no son más que una lista de buenas prácticas con las que mantener nuestra cuenta y claves protegidas de cualquier intromisión.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR