Tecnología

Beneficios de la tecnología LED

8 julio, 2015
LED, una tecnología realmente eficiente

Las pantallas LED son sólo una de las últimas aplicaciones de esta tecnología que ha invadido nuestras vidas de una forma espectacular en los últimos años. La principal razón son los grandes beneficios que nos aportan, sobre todo en comparación con las soluciones tradicionales.

El más importante de los beneficios de la tecnología LED es, sin duda, el gran ahorro monetario que disfrutaremos. De hecho, se estima que consumen hasta 9 veces menos que las incandescentes y la mitad que las fluorescentes. Esto implica alrededor de 150 euros menos al año en la factura de luz.

Hay que destacar también que las bombillas LED son frías, es decir, no acumulan calor. Esto supone un coste inferior en aspectos tan importantes como la refrigeración. O, al durar mucho más, supondrá una cantidad mucho menor de basura en los vertederos.

LED, una tecnología realmente eficienteSe trata de un beneficio de la tecnología LED poco valorado: el cuidado del medio ambiente. Aunque, de hecho, deberíamos concienciarnos que es uno de los más importantes. Según un estudio que ha visto la luz en el Instituto Politénico Rensselaer, si a día de hoy se sustituyeran todas las bombillas del mundo por LED, dentro de una década, el consumo de carbón se habría reducido en 153 millones de kilolitros, se necesitarían 230 plantas nucleares menos y se reducirían unas 10 millones de toneladas de emisiones de dióxido de carbono a la atmósfera.

Como podemos comprobar, los datos resultan abrumadores. Como se dice en estos casos, el camino más largo comienza con un paso. Es por eso que esta tecnología se está aplicando en cada vez más lugares, como por ejemplo en pantallas LED que sustituyan a las antiguas de gran consumo.

Otro de los beneficios de la tecnología LED es su enorme vida útil. Se estima que una bombilla de este tipo encendida en tramos de 8 horas puede llegar a durar más de 15 años, superando con creces las 70.000 horas de vida útil. Esto supone no una ni dos, sino hasta 50 veces más que una incandescente o 10 más que una CFL.

Pero no se trata únicamente de la duración, sino también de su eficiencia. Según se ha comprobado, las bombillas LED necesitan un 85% menos de energía para funcionar que las incandescentes que solemos tener en nuestros hogares. Cuando las comparamos con los fluorescentes, este porcentaje sigue siendo altísimo: un 50% menos.

LED, una tecnología realmente eficientePero, además, esta tecnología, utilizada en todo tipo de televisores LED y bombillas, no contiene ninguna traza tóxica, estando completamente liberada de metales pesados, como puede ser el plomo, el cadmio o también el mercurio. La consecuencia principal es que, tanto su fabricación como su uso, no será para nada peligrosa para nuestra salud.

No podíamos olvidarnos que la luz que emitirá una bombilla LED es completamente fría, en contraposición con las incandescentes, donde solamente el 10% de la energía se utiliza para iluminar, perdiéndose el resto en forma de calor.

De esta manera, no se desprenderá calor a nuestro hogar, disfrutando de un ambiente mucho más fresco y acondicionado. En definitiva, más confortable.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR